Tentativa de estafa virtual en El Trébol

Una docente de la localidad se vio afectada durante el fin de semana.

El pasado sábado, Elisa Bandeo, docente de la localidad de El Trébol recibió un alerta en su celular porque personas querían ingresar a sus redes sociales desde Río de Janeiro, Brasil.

Intento de hackeo

Rápidamente, su hija Luisina Cruz Joya, cambió las contraseñas de las redes sociales para que no ingresen. Alrededor de las 10 de la mañana les llega un whatsapp con un característica de Buenos Aires diciendo: «Por acá Elisa Araceli Bandeo esté es mi número nueva guardalo y borra el anterior saludos bendiciones».

Número Falso

En diálogo con su hija, Luisina Cruz Joya mencionó: «Cuando recibí el mensaje me causó risa al principio porque creí que era una broma. Rápidamente armé, desde el celular de mi mamá, una lista de difusión para sus contactos diciendo que Elisa no había cambiado el número y que reporten el mensaje que les había llegado».

«Cuando vimos que el número tenía de perfil fotos de mi mamá y papá un poco nos asustamos porque verdaderamente ahí tomamos conciencia de la gravedad ya que estaban ingresando a las redes sociales privadas para sacar fotos», puntualizó Luisina.

«ese número se había contactado con ellos para pedirles dinero y cambiar dólares»

«Cerca del mediodía nos llama por teléfono una amiga de mi mamá diciendo que ese número se había contactado con ellos para pedirles dinero y cambiar dólares. Otros conocidos nos dijeron también, que les preguntaban por su familia».

«Como corresponde, hicimos la denuncia a la comisaría Cuarta para que quede constancia de todo lo sucedido. Agradecemos a todo el personal porque rápidamente nos atendieron y tomaron la denuncia».

«Aún hasta hoy le siguen llegando alertas porque quieren seguir ingresando a sus correos electrónicos y redes sociales».

«Hay que tomar conciencia y no caer en estos llamados, mi madre tuvo la suerte que yo la pude ayudar y publicar en todos lados que esa información no era cierta, pero hay personas que lamentablemente terminan cayendo en estas mentiras«.

«Pedimos a la población que no responda mensajes ni llamados y obviamente queremos hacer llegar que mi mamá, Elisa Bandeo, sigue teniendo el mismo número».

«Muchas personas de la localidad tienen su número de teléfono, correo y redes sociales porque es docente y con todo este tema de las clases virtuales tuvo que darlos a conocer«, cocnluyó Luisina.